Fecha Deportes  

 

oficial
GOLPEO A RACING EN EL MOMENTO JUSTO
El Fortín se quedó con el clásico

(Por Francisco Ferrari).- El Fortín comenzó ayer de la mejor manera posible su participación en la segunda parte del torneo "Oficial" de la Liga de Fútbol de Olavarría: se quedó con el clásico tras ganarle a Racing 1 a 0, después de haber jugado durante 50 minutos con un hombre menos por la expulsión de Iván Colo.

Fue un clásico de dientes apretados y piernas fuertes. El equipo de Salías salió al estadio "Ricardo Sánchez" con un inteligente planteo táctico para cortar los circuitos ofensivos de los locales. Con tres hombres en el fondo y cinco volantes, Racing presionó en todos los sectores de la cancha e impidió que se juntaran Di Matteo, Colo, Lupardo y Eyarch.

Y cuando logró recuperar la pelota, el equipo visitante apostó todas sus fichas a la creatividad de Carlos Tavernini, que ayer estuvo muy enchufado y complicó a los defensores fortinenses. De todas maneras, la primera media hora fue demasiado equilibrada, peleada en la zona de volantes y sin situaciones de peligro.

Cuando faltaban cinco minutos para ir al descanso, Iván Colo se fue expulsado por doble amonestación. Pero El Fortín no se desesperó porque a los 42 minutos, en el mejor momento de Racing en el partido, Maximiliano Di Matteo generó una jugada de alto vuelo y habilitó a Luis Lupardo, que definió con mucha categoría por arriba de la estirada de Maximiliano Ibarra.

Desde el comienzo mismo de la segunda mitad, Racing se le fue encima a El Fortín, con más ganas que fútbol. Los volantes de El Fortín tuvieron que correr más que nunca para disimular la ausencia de Colo y tratar de equilibrar el reparto de la pelota.

Cuando se jugaban dos minutos, David Musa saltó en el área y se perdió el empate con un cabezazo desviado. Enseguida llegó Maximiliano Alvarez hasta el fondo, pero no pudo definir ante la salida de Luciano Lede. Racing era más que los locales, pero nunca encontró la forma de generar llegadas claras para aspirar el empate.

A medida que transcurrían los minutos aumentaba la desesperación de Racing y aparecían los espacios para las salidas de contra de El Fortín. Pero la buena labor del central Pablo Ponce y del arquero Maximiliano Ibarra impidieron que los locales aumentaran en el marcador.

Sobre la media hora llegó la situación más clara que tuvo Racing en todo el partido. Carlitos Tavernini entró al área con la pelota dominada, desparramó a Lede en el piso, pero cuando iba a definir el arquero se recuperó en forma notable y le tapó el empate. En las manos de Lede quedó un gran porcentaje de los tres puntos que El Fortín sumó en esta primera fecha.

Y en los últimos minutos la diferencia pudo ser mayor. Porque Mauricio Eyarch se movió con inteligencia por todo el frente del ataque y complicó el funcionamiento de la defensa de Racing. Cinco minutos antes del final, Eyarch desbordó a su marcador, jugó la pelota para el medio y Maximiliano Di Matteo, que quedó solo frente al arco, la tiró afuera.

En el balance, El Fortín festejó por haber aprovechado la situación justa en el momento más desfavorable. El gol de Lupardo le sirvió para contrarrestar la expulsión de Iván Colo y golpear a Racing en una jugada clave. Después fue inteligente para trabar el desarrollo, cerrarle los caminos al gol a su rival y quedarse con tres puntos importantísimos en el comienzo del certamen.

 

SAN MARTIN DERROTO A SARMIENTO
Ferro goleó a Sierra Chica

El campeón de la primera parte del torneo "Oficial", Ferro Carril Sud, avisó ayer que intentará ganar todo lo que se le cruce por delante al golear a Sierra Chica como visitante por 4 a 1. Los goles del equipo que conduce tácticamente César Arbío fueron convertidos por Atilio Aresi y Marcelo Macías, ambos en dos ocasiones. Por su parte, Alfredo Andreu -de penal- descontó que el conjunto de Juan Domingo Marinangeli.

El árbitro del encuentro fue Daniel Guidoni y a los 64 minutos de la segunda parte se fue expulsado Remigio González (FCS).

Triunfo de San Martín

Con goles de Lucas Fonseca y Alejandro Suárez en el segundo tiempo, San Martín de Sierras Bayas consiguió ayer un importante triunfo como local ante Sarmiento de Tapalqué por 2 a 1. Con este resultado, el equipo dirigido técnicamente por Rubén Pavone comenzó con el pie derecho en la segunda parte del torneo "Oficial".

Cuando se jugaba media hora del primer tiempo, el conjunto de Tapalqué se puso en ventaja con un gol de penal que convirtió Angel Petit. A los 20 minutos de la segunda parte, Lucas Fonseca estampó el empate, mientras que a los 32’ el veterano Alejandro Suárez convirtió el tanto que le dio la victoria a San Martín.

El árbitro del encuentro disputado en el "Pozo Serrano" fue Marcelo Cendra y los dos equipos terminaron con diez jugadores porque se fueron expulsados Alejandro Suárez (San Martín) y Walter Romero (Sarmiento de Tapalqué).

 

golf
FINALIZO EL MEDAL
Ressia triunfó con lo justo

Finalizó ayer en los links del Club Atlético Estudiantes el torneo de golf que hizo disputar la comisión de dicho deporte de la entidad albinegra, y en la que estuvo en juego el premio "Adolfo Rocha Campos". El ganador de la categoría princpial fue Carlos Ressia, en tanto que Edgardo García, Julio Collinet y José Valenza conquistaron las categorías con ventaja.

"No jugé bien, pero los 80 (golpes) que hice me sirvieron para ser el triunfador", comentó Carlos Ressia en rueda de amigos, y

agregó: "Estuve a punto de irme ni bien comencé a jugar, porque al principio estaba jugando muy mal, pero reflexioné y me dije: ‘Voy a seguir para ver si puedo mejorar’; por suerte pude recomponerme y así ganar", agregó el triunfador.

En realidad, la categoría que mencionamos estuvo muy pareja y Carlos Ressia ganó con lo justo, porque debió sufrir el acoso constante de Amadeo Papa y Guillermo La Spina, quienes al final se colocaron en la segunda posición, a sólo un golpe del vencedor.

En realidad el juego realizado por los protagonistas principales en la última jornada no fue muy bueno y por eso quisimos recoger la opinión de algunos de ellos. Oscar Pascua, por ejemplo, fue muy claro en sus apreciaciones: "Hizo mucho calor para jugar al golf y los greenes estaban muy pesados, y al estar de esa forma el cálculo cambió de un día para el otro. Yo, por ejemplo, los golpes hacia el hoyo siempre los hice muy cortos".

Por su parte, Edgardo García nos comentó que "estaba muy conforme" con su trabajo, y en su rostro todavía quedaban la huellas del cansancio, pero el categórico triunfo que obtuvo en la categoría con ventaja hasta 9 al lograr 69 golpes netos en la jornada final, lo incentivaba para seguir festejando.

En la categoría de 10 a 16 de handicap, el veterano Julio Estanislao Collinet fue muy prolijo en sus deberes y por eso se llevó un meritorio triunfo, luego de cumplimentar los últimos 18 hoyos con 72 golpes, y desplazó de la primera posición a Ricardo Bonadeo, que en la primera jornada estuvo como líder. Interesante fue el repunte de Hugo Montero y de Dardo "Gato" Galli, quienes finalmente se colocaron en segunda y tercera posiciones respectivamente.

Por último, José "Picho" Valenza mostraba -al finalizar la jornada- su cara la alegría de haber conquistado la categoría de 17 a 36 de handicap en gran labor, ya que a los 68 golpes netos de los primeros 18 hoyos le agregó 70 en el segundo giro, ganándole a Daniel Hoxmark, quien era el puntero parcial (el sábado) por dos golpes de ventaja. Los últimos 18 hoyos de la segunda jornada fueron para Juan Carlos Díaz que obtuvo 66 golpes netos.

ESCUELITA. A partir de hoy comenzarán a dictarse en los links albinegros actividades recreativas y clases de golf, que estarán a cargo del profesional Marcelo Miguel, mientras las clases recreativas las dictarán profesores de Educación Física.

El primer ciclo estará reservado para chicos de 7 a 11 años y el segundo será para niños de 12 a 13 años. El horario estipulado será a partir de las 9.30 hasta las 12.30 y los deportes recreativos serán: fútbol, vóleibol, softbol y vida en la naturaleza.

 

El título de la Fórmula Súper Renault se fue para Santa Fe
Victoria para Basso, campeonato para Toia

(Por Javier Torres).- El santafesino Ezequiel Toia, con un Ralt, se coronó campeón de la Fórmula Súper Renault, tras desarrollarse ayer en el Autódromo Sudamericano de Olavarría la última fecha del campeonato.

El nuevo campeón terminó en la segunda posición la competencia corrida ayer, mientras que el ganador resultó el otro aspirante al título, el santafesino Martín Basso, quien completó las 16 vueltas de carrera en 23 minutos 31 segundos 167 milésimas a un promedio de 154,649 kilómetros por hora.

La lucha que Toia y Basso mantuvieron por el campeonato resultó tan pareja y tuvo una definición tan cerrada, que el primero se quedó con el título por sólo dos puntos de diferencia (134 a 132) sobre su rival.

El flamante campeón se inició en el karting a los 8 años y en 1996 debutó en la Fórmula Renault, en tanto en la pasada temporada fue campeón de la Fórmula Toyota en Japón, donde volverá a competir el año próximo en la Fórmula 3.

La carrera fue ganada de punta a punta por Martín Basso, que era el único que podía pelearle aritméticamente el título a Toia, por lo que se había mentalizado ganar y realizar una competencia lenta para que algún piloto se intercalara entre él y su rival para poder alcanzar el título, pero el plan no ocurrió tal como pretendió.

La amargura y las lágrimas en el parque cerrado eran entendibles por parte del "Negro" Basso. "No puedo hablar. No puedo creer que haya perdido el título. No hay consuelo", dijo brevemente. Con la victoria de ayer en Olavarría sumó la quinta consecutiva, pero no resultó suficiente a pesar de descontar camino tras tres ausencias en la temporada.

Toia, por su parte, con 7 puntos de ventaja en el campeonato, tras marchar en las primeras vueltas tercero, a partir de la sexta llegó al segundo lugar y en los últimos giros, pese a tener asegurado el título, intentó superar a Basso.

La definición del campeonato resultó apasionante, una de las mejores del año de la especialidad, porque los cuatro primeros llegaron dentro de 96/100 de diferencia.

Tanto Mariano Bainotti (tercero) como Pablo Soto (cuarto) no quisieron molestar a Ezequiel Toia aunque en algunos sectores llegaron al límite y hasta se produjo algún roce a la hora de llegar al frenaje de una curva, pero respetaron a Toia en una definición apasionante.

Toia, oriundo de Montes de Oca, provincia de Santa Fe, de 19 años, logró el título tras conseguir una sola victoria en la temporada, que junto con otros puestos importantes posibilitaron alcanzar el campeonato con 134 puntos.

 

Confesó Toia después de festejar
"La sufrí mucho a la competencia"

Para ganar hay que sufrir. Nunca mejor usada la frase para contar la situación que debió pasar Ezequiel Toia para alcanzar el título de la Fórmula Súper Renault. Con 7 puntos de ventaja en el campeonato, tras marchar tercero en las primeras vueltas, logró la segunda posición en la sexta vuelta y en los últimos instantes, aunque tenía el título asegurado, quiso quitarle el primero puesto a su rival Martín Basso.

"La sufrí mucho a la competencia y creo que fue estupenda para el espectador. Martín (Basso) hizo una carrera lenta porque a él le convenía. Pude aprovechar el momento justo para superar a Mariano (Bainotti) y quiero resaltar que él me respetó mucho, al igual que Pablo Soto. Gané el campeonato con el trabajo de Gabriel Massei, de Rubén Guerini, de Víctor Rosso y de Gustavo y Darío Ramonda que hicieron mucho por mí", confesó.

El piloto de Montes de Oca, Santa Fe, recaló esta temporada en la Súper Renault después de haber obtenido en el ‘98 el campeonato de la Fórmula Toyota en Japón. La situación económica le pegó una cacheteada a su continuidad en el viejo continente, por eso tuvo que pegar la vuelta para su tierra.

"Tengo que ser frío y consciente de la situación que vivo. Haré todo lo posible para correr otra vez afuera y tener éxito, pero depende mucho de la sponsorización. Rosso y los hermanos Ramonda van a trabajar para eso", concluyó emocionado.

La sinceridad de Bainotti

"De ninguna manera les iba a arruinar el campeonato a Toia o Basso" le confesó Mariano Bainotti a un integrante de su equipo, quien le respondió "sos una gran persona y un gran piloto, andá al podio que después quiero tomar el champagne".

El piloto de San Basilio, en la provincia de Córdoba, tuvo dos chances ayer en la final de la Fórmula Súper Renault. Primero quitarle la posición a Basso con lo cual el campeonato quedaba para Ezequiel Toia, o aguantarlo a este último cuando marchaba segundo para que título fuera de Basso, pero no quiso cometer errores en su primera temporada y se mantuvo al margen de la definición.

"Llegué a la categoría con mucho esfuerzo y en una carrera no podía perder todo lo bueno que conseguí, entonces no me quise meter en la definición del título. Si me arriesgaba los podía haber superado tanto a Basso cuando venía segundo, como a Toia cuando era tercero, pero no quise interferir. No quería terminar mal el año por un toque. Estaba tercero en la pista y tercero en el campeonato. No tenía nada que perder ni nada que ganar, entonces me quedé como estaba", razonó.

 

Segunda victoria en dos días
La 250 para Diruscio

(Por J.T.).- Las cosas de la vida. Sebastián Diruscio pasó del anonimato a ser parte importante de la historia de la Fórmula Renault. Llegó a Olavarría en el undécimo lugar en el campeonato y sin saber lo que era festejar en lo más alto del podio. Pero de repente todo cambió. El sábado pasado se quedó con su primer triunfo en la especialidad y ayer sumó el segundo consecutivo.

Pero para el piloto de 4 Esquinas, en la provincia de Santa Fe, la jornada del domingo será inolvidable. Ganó la carrera 250 puntuable, coincidentemente con el fin del milenio, desde que la Fórmula Renault dejó de ser Fórmula 4. Al mismo tiempo quedó con el número 4 para el 2000, el más bajo que presentará la categoría porque los tres primeros emigrarán a la Súper Renault con los gastos pagos, premio que otorga Renault.

Diruscio a partir de ayer se convirtió en el nuevo ídolo de 4 Esquinas, un pueblo de 250 habitantes que no dormirán por unos cuantos días ya que el propio piloto aseguró que "el festejo durará hasta que llegue el 2000".

La competencia la ganó Sebastián Diruscio (Crespi) en 22 minutos 35 segundos 359 milésimas a un promedio de 162,306 kilómetros por hora, seguido por Héctor Jarme (subió por primera vez al podio) a 1s 777/1000 y José Savino a 3s 672/1000.

El campeonato fue ganado por Mariano Acebal con 121 puntos, escoltado por Lucas Dionisi con 98, Próspero Bonelli con 79 y Sebastián Diruscio, con 65.

La carrera nunca mostró algún pico de emoción. De entrada no hubo cambios en los cuatro primeros lugares y sólo un instante interesante a la retina de los pocos espectadores. Sucedió en el sector de la horquilla cuando el nuevo subcampeón Lucas Dionisi embistió a Julián Flamarique, quien se cruzó delante del campeón Mariano Acebal y los dos perdieron demasiado en el clasificador.

Acebal llegó con dos vueltas menos, Flamarique ocupó el duodécimo puesto y Dionisi dejó su monoposto a un costado de la pista. Por su parte, Diruscio ganó con contundencia y Héctor Jarme se empapó en champagne en la torre del Autódromo Sudamericano.

 

Ciprés llegó noveno en la Súper
De menor a mayor

Un trabajo de menor a mayor construyó Sebastián Ciprés ayer en el Autódromo Sudamericano de Olavarría en su segunda incursión en la Fórmula Súper Renault. Su Reynard no era competitivo ni mucho menos estable, pero el pibe se las arregló para encontrar un avance en las pruebas de tanques llenos y posteriormente en la competencia.

La planilla indica que Sebastián Ciprés culminó en el noveno lugar en la clasificación de la Súper Renault con un tiempo de 23 minutos 49 segundos 967 milésimas. El resultado final alcanzó la nota de aprobado, si se tiene en cuenta que partió desde el puesto 17º. Pero la clave de la competencia estuvo en la largada.

El olavarriense superó a varios rivales antes de ingresar a la primera curva, mientras se despistaban tres pilotos, lo que obligó al ingreso del auto de seguridad para quitarlos de la incómoda posición.

La carrera se reanudó en la tercera vuelta con Ciprés en el puesto 11. Luego se cayó Leandro Carducci y empezó a discutir la posición con la ascendente Ianina Zanazzi, a quien superó pero no pudo soportarla más adelante frente a la potencia de su Ralt.

Con un ritmo firme, pero sin potencia, se acomodó entre los diez primeros del clasificador. Recuperó un puesto ante la deserción de Zanazzi y tuvo al alcance de su mano la octava posición de no haber sido porque Hernán Montes le barrió la pista y no lo dejó superarlo.

En definitiva, Sebastián Ciprés aprobó en el Autódromo Sudamericano. Llegó hasta donde pudo porque no tenía para más.

- ¿De menor a mayor resultó tu labor?

"La semana arrancó mal desde el momento que Guillermo Kissling no trajo el auto que le había alquilado, con el cual la historia podría haber sido otra. Después, el jueves arreglé con el equipo de Gjurisich y el auto se había manifestado competitivo, pero el sábado cambió todo en la clasificación con el nuevo juego de neumáticos y una falla de carburación.

"Decidí con el equipo ablandar totalmente el auto, en tanques llenos desapareció el inconveniente en el chasis y me tomé la carrera tranquilo. No cometí ningún error, hasta tuve la posibilidad de llegar al quinto lugar porque estuve en el grupo de Zanazzi y Redolfi. Luego, de mitad de carrera para adelante el auto comenzó a barrer mucho la trompa y ahí me hicieron la diferencia.

"En la última vuelta Hernán Montes me tapó en la recta principal porque se despistó, se cruzó cuando lo iba a superar y para no tocarlo tuve que frenar".

- ¿La clave estuvo en la largada?

"Sí, el auto no patinó y pude recuperar varias posiciones. Llegué bien al final de la recta, hubo un par de toques y realicé el giro bien por adentro para quedar bien posicionado. Luego me dediqué a hacer una carrera tranquila".

- ¿Zanazzi te complicó en algún momento?

"Me complicó un poco. La pude superar en un sector, pero después me superó fácilmente en la recta porque tiene un motor bárbaro y ya no la podía aguantar más. Pero lo importante es que pude seguirle el ritmo".

- ¿Cuál es tu propósito para el 2000?

"De una vez por todas espero tener un presupuesto acorde para entrar definitivamente en la Fórmula Súper Renault y correr durante toda la temporada. Eso me permitiría trabajar sobre el auto y sacarle los vicios y no en forma esporádica cada vez que la categoría viene a Olavarría. Quiero correr un campeonato completo y sumar mayor experiencia. Sé que en un buen equipo estoy en condiciones de pelear por el campeonato".